Actualidad

Historia ermita de Santa Quiteria

*

Nos dice la tradición de devoción a la santa, cosa que aún hoy se cuenta de padres a hijos, que la imagen primera de santa Quiteria, la encontró un pastor en una Covacha del río Mijares, siendo ese lugar el elegido por la Villa de Almassora para erigir una ermita, después de haber comprobado los innumerables milagros hechos por la santa, tal como nos narran los tradicionales gozos con los que el pueblo honra a la imagen. Y así la santa nos protege contra la peste, la rabia y la langosta.

La ermita de Santa Quiteria nació a orillas del rio junto al único puente que cruzaba el Mijares.

Se tienen datos de que en 1647 fue convertida en refugio y en hospital para los enfermos de la epidemia de la peste, que no podían entrar en los pueblos y en las ciudades de la plana.

La construcción del edificio actual no comenzó hasta 1683. (sobre los restos de la ermita medieval). Pero esta construcción se vio paralizada por la guerra de la sucesión de 1707 y fue en 1726 cuando se contrató al maestro de obras castellonense Joseph Vilallave para que la terminara. Él construyó la espadaña, parte de la cubierta, la sacristía, los escalones del altar, y la adecuó a los nuevos gustos del siglo XVIII. (Incluyendo un retablo posiblemente de los hermanos Ochando).

A principios del siglo XIX (durante la guerra Napoleónica), se militarizó la zona de la ermita, sirvió de frente para la defensa del ataque francés. Y poco tiempo después pasó a ser hospital de sangre, hasta que volvió a ser habilitada para el culto en el año 1829.

En el año 1991 se llevó a cabo una restauración de esta, en manos de los arquitectos Miguel del Rey e Iñigo Magro. Ya que las guerras carlistas, la civil, el paso de los siglos, el paso continuo de los soldados y los guerrilleros durante las guerras carlistas y la caída de un rayo la deterioraron muchísimo. Después de la caída de este rayo fue hospital durante la gran epidemia de la cólera de 1885.

Y por último hasta fecha de hoy, en el año 2016 se realizó en la ermita la que ha sido la última renovación/intervención. Diseñando un retablo de nueva planta (fondo de la capilla), redecorando el presbiterio (espacio que precede al altar mayor) y restaurando e integrando los antiguos medallones decorados en la nueva obra. En esta intervención también se repararon grietas y la pintura de la escalinata y la de la fachada.

En Almassora tenemos un único paraje natural, es el único que se conserva en el municipio y está compuesto por dos niveles:

- El nivel superior comprende el conjunto de la ermita y las piscinas.

- Y el nivel inferior que va desde el margen izquierdo del río, desde el puente de Santa Quiteria hasta el azud con toda su vegetación y la escalera que comunica los dos niveles.

Que se encuentre en este paraje natural la Ermita de la patrona junto con la belleza del paisaje hace de este, un paraje muy especial que es muy visitado por la población de Almassora.

Esta ermita cuenta con una escalera neobarroca construida en la década de los años 30, para facilitar el acceso al río desde la ermita.

Está compuesta por dos tramos de peldaños y un descanso intermedio, (el descanso amplía su superficie a ambos lados mediante un perímetro semicircular), construyendo una planta oval muy representativa del barroco.

El arranque de la escalera tiene como fondo de perspectiva la ermita, consiguiendo el efecto teatral tan característico del barroco.

La ermita de Santa Quiteria podríamos dividirla en tres partes:

- La casa del ermitaño: que cuenta con planta baja, planta primera y primera planta.

- Por otra parte tenemos la parte de en medio dedicada a la ermita, donde se encuentra la Patrona de Santa Quiteria, la cual en las fiestas de su mismo nombre, dos domingos antes del 22 de Mayo es trasladada por la población de Almassora y por portadores hasta la Iglesia del Cristo donde reside hasta el 21 de Mayo, luego es trasladada a la Iglesia de la Natividad y finalmente el domingo después de fiestas es trasladada de nuevo a la ermita donde residirá hasta el año siguiente.

El ir a la ermita y trasladar la imagen de la santa al pueblo tiene su origen en las rogativas contra la peste. Con la romería todo el vecindario va a la ermita con las tradicionales paradas, visita ala santa, la vuelta a la campana, canto de los gozos y por la tarde se vuelve al pueblo acompañando a la santa en procesión y encendiendo hogueras a su paso.

El 22 de Mayo es el día de Santa Quiteria, es la fiesta con misa solemne, feria por las calles céntricas y las calderas de arroz servidas en cazuelas de barro. La tradición de las calderas tiene un antiguo origen que viene del reparto de alimentos y limosnas a los pobres el día de festejo de la santa.

- Y por último nos quedaría la que podemos llamar tercera parte, el albergue. El cual en el año 1992 fue utilizado como albergue de refugiados, mas de 40 personas procedentes de la antigua Yugoslavia llegaron a Almassora donde fueron acogidas y refugiadas en este albergue municipal de Santa Quiteria.

Se acogió a 17 familias a las cuales se les proporcionó ropa y alimentos. 25 años después, el 3 de Diciembre de 2017, el Ayuntamiento de Almassora celebró un homenaje a acogidos y acogedores, con un emotivo acto en las puertas de la ermita para inaugurar la placa conmemorativa que luce hoy en las puertas de la instalación.

486