Actualidad

Gestión de los residuos domésticos en Almassora

En el municipio de Almassora tenemos implementada la recogida selectiva de residuos, de acuerdo con la Directiva 2008/98/CE y su transposición en España a través de la Ley 22/2011.

Esta recogida selectiva implica que el ciudadano debe separar los residuos en casa para posteriormente poder depositarlos en su contenedor correspondiente. De este modo conseguimos que el sistema sea más eficiente y suponga un coste menor que si la empresa gestora tuviese que separar los residuos en planta (con el subsiguiente coste energético y de maquinaria que esto supondria, y que se repercutiría en l@s ciudadan@s).

En Almassora la recogida selectiva se lleva a cabo a través de dos sistemas distintos: la recogida a pie de calle (para las fracciones de envases ligeros, papel y cartón, vidrio y aceite usado), y el depósito en el Ecoparque municipal.

El reciclaje de residuos permite reducir la necesidad de extraer materias primas del medio ambiente, evitando así el impacto ambiental de estas actividades. Aimismo, nos permite cerrar el ciclo de los productos y abrir el camino hacia la economía circular. Debido a que el reciclaje nos beneficia a todos, desde el Ayuntamiento de Almassora queremos impulsar su práctica, y para conseguirlo ponemos a vuestra disposición la información y el apoyo que necesitéis.

Algunos datos alrededor de los beneficios del reciclaje:

- Con 6 botellas de plástico se fabrica una bolsa de textil sintético reutilizable.

- Con 22 botellas de plástico puede fabricarse una camiseta de fibras sintéticas.

- Con 40 botellas de plástico se fabrica un forro polar.

- Con 80 latas de bebida se fabrica una llanta de bicicleta.

- Con 6 bricks de leche se fabrica una caja de zapatos.

- Con 4 folios de periódico se crea un folio DIN-A4 de papel reciclado. Esto significa que por cada 50 kilos de papel que se reciclan se evita la tala de un árbol, que genera a diario oxígeno para abastecer a tres personas.

- Por cada 1,5 litros de aceite usado que reciclamos evitamos la contaminación de toda el agua que usaremos en un año (unos 60.000 litros).

A pesar de que el reciclaje es un primer paso hacia la correcta gestión de los residuos, no hay que olvidar que el mejor residuo es el que no se genera, de modo que siempre que podamos debemos tratar de generar la menor cantidad de residuos posible.